Consejos para cuidar una planta de bambú

Bambu

El bambú es una de las plantas más comúnmente utilizadas para la decoración de interior minimalista porque aporta un toque zen y moderno a la habitación. Si se tiene un bambú en casa pero no se sabe cómo cuidarlo, ofrecemos algunos consejos sencillos para mantener viva durante más tiempo la planta.

Conviene regar abundantemente el bambú con agua. El bambú de interior es una planta acuática. Necesita por lo tanto mucha agua. Para que el bambú esté sano, permanezca fresco y conserve una buena apariencia, es preferible regarlo con agua filtrada o utilizar agua de lluvia, de esta forma se evitan las eventuales sustancias químicas que podrían dañar la planta.

Se llena el recipiente de bambú con agua hasta la mitad del bocal. No olvidéis que se trata de una planta acuática. Por lo tanto las raíces deben permanecer dentro del agua. También se puede colocar el bambú dentro de un acuario, donde la inmersión es total y las vitaminas aportadas por el agua sucia hacen que la planta crezca de manera sana.

Cuidado con la luz del sol. No olvidéis que se trata de una planta que requiere poca luz. El bambú crece habitualmente en lugares sombríos. Por lo tanto es necesario evitar que el bambú reciba demasiada luz natural, bien directa o de forma indirecta. El exceso de luz puede matar la planta.

También conviene cambiar habitualmente el agua del bambú. Se debe evitar la contaminación del agua porque puede estropear la planta. Un consejo útil es añadir una vez al mes unas gotas para nutrir plantas acuáticas. De esta forma se garantiza que el bambú recibe las vitaminas necesarias para un crecimiento sano.


Escribe un comentario