Consejos para aprender rápidamente un idioma

Idioma

Aprender a hablar un nuevo idioma puede costar varios años. Sin embargo, las circunstancias hacen que no siempre tengamos bastante tiempo. Quizás si habéis previsto unas vacaciones en el extranjero o que debéis desplazados a otro país por razones profesionales, encontréis una buena razón para aprender rápidamente un nuevo idioma.

A pesar de que no se puede dominar perfectamente un nuevo idioma en ese corto lapso de tiempo, se puede aprender lo suficiente para salir airoso. Gracias a un trabajo duro y dedicado, se puede aprender una lengua nueva con cierta rapidez.

Conviene escuchar las grabaciones de audio para principiantes. Estos documentos están disponibles en Internet, en CD y en formato MP3. Se pueden comprar en librerías o descargarse de Internet. Lo ideal es escucharlas con frecuencia, en casa, en el coche, paseando, cocinando, o en la ducha.

También es útil leer los periódicos, libros y páginas de Internet en esta lengua. Se pueden encontrar online o en una biblioteca. Basta con retener las palabras corrientes y seleccionar los temas que domináis. Hay que intentar descifrar lo que dice el artículo.

Debéis procurar hablar con gente que se maneje en ese idioma. Lo ideal es introducirse lo antes posible en esta lengua, porque forzará a que se aprenda con mayor rapidez.

También conviene llevar encima siempre un diccionario de ese idioma. Se trata de buscar las palabras que más se utilizan, intentando utilizarlas en frases propias.

En un entorno tranquilo debéis pensar en ese idioma, hacer una lista de la compra y una lista de las tareas cotidianas. También se puede escoger una canción en ese idioma con una melodía pegadiza y escucharla frecuentemente. Se trata de aprenderse las palabras y luego cantarlas.

Esto ayuda a retener la acentuación y la pronunciación de las palabras. También conviene contactar con una persona que enseñe este idioma y seguir algunos cursos. Es posible que sea costoso, por eso conviene conocer el precio antes de comenzar las clases.

Un buen ejercicio consiste en nombrar tantas cosas como sean posible en el idioma que queréis aprender y que forman parte de vuestro entorno. Conviene repetir este ejercicio lo máximo posible.


Escribe un comentario