Consejos a la hora de redactar el curriculum vitae

Curriculum vitae

Tu curriculum vitae (CV) es tu tarjeta de visita. Aprende a redactarlo de manera estructurada y clara para permitirle a tu futuro empresario conocerte mejor y valorarte en la justa medida.

El papel del CV es hacer visible tus éxitos y tus habilidades: estos deben destacarse y ser perfectamente legibles. Antes de comenzar la redacción, te aconsejamos hacer una reflexión más profunda sobre tu trayectoria, tus capacidades y tus cualidades.

La importancia de la estructura

Para la redacción de un buen CV, conviene seguir ciertas reglas primordiales. Tu CV debe ser claro y legible. No utilices construcciones con frases o términos complejos. El contenido es más importante que la forma, pero ciertas reglas de presentación pueden ser útiles, tampoco dudes a la hora de aportar tu toque personal. Conviene ofrecer todos los detalles necesarios, pero de manera concisa, es preferible que tu CV no sobrepase las 2 páginas.

Comienza por dar tus datos completos (nombre, apellidos, dirección, mail, número de teléfono, fecha de nacimiento). Esto permitirá que se pongan en contacto contigo posteriormente para fijar una entrevista. La inserción de una foto, en la esquina superior derecha, puede ser interesante, siempre que sea profesional y no artística.

También debes ponerle un título que esté en sintonía con la función para la cual te postulas. Luego puedes comenzar por detallar las principales habilidades que deseas destacar. Es importante pensar siempre bien en la función que se pide que desarrolles, con el fin de hacer concordar tus habilidades con la oferta concreta.

Tu experiencia concreta con relación al puesto que se oferta debe ser una de las primeras cosas que hay que mencionar en la parte superior del CV. Si todavía no tienes experiencia concreta, coloca tu formación en primer lugar, y añade los aspectos prácticos adquiridos durante tus estudios. Para los detalles de tus diferentes experiencias, lo ideal es ordenarlos desde la más reciente a la más antigua.

Para los detalles sobre tu formación, comienza igualmente por presentar la más reciente. Cita tus especializaciones, si son pertinentes para la función demandada.

Tu nivel en idiomas y tus conocimientos informáticos deben también aparecer en el CV. Para terminar, puedes añadir tus aficiones, pero no seas demasiado exhaustivo.

Elementos que no deben faltar

  • 1. Comienza tu CV con la información más pertinente: tus datos personales y tu experiencia profesional.
  • 2. Debes ser metódico en la construcción y la forma del CV. Hay que ir a lo esencial y categorizar bien cada parte.
  • 3. Actualiza tu CV. Es muy importante actualizarlo puntualmente, reajustarlo con vistas a una candidatura concreta.
  • 4. Tu CV debe estar en adecuación contigo mismo, tu formación, y el empleo para el que te postulas. El lenguaje difiere de un sector a otro, o de un oficio a otro, por eso es bueno hablar el mismo lenguaje.
  • 5. El CV es la primera etapa en un proceso de contratación y de selección. Al final de la lectura de tu CV, el empleador debe tener ganas de conocerte con el fin de saber más de ti y de tus competencias.

Escribe un comentario