Comunicación, conflictos y relación

Comunicacion

Las discusiones suelen ser la cristalización de ciertas frustraciones que normalmente no tienen nada que ver con la pareja, y de cochas que no se han verbalizado. La prueba, es que las parejas se pelean menos en vacaciones, alejados del estrés y de la vida de todos los días.

El otro problema, es el aspecto acumulativo de los conflictos. Normalmente, se saca el tema de la última vez y se van acumulando así los reproches, con esas ganas de vaciar la bolsa de rencores.

Hablar es siempre mejor que no hacerlo. Pero, ¿por qué esperar hasta el último momento para hacerlo, cuando se está a punto de reventar? Más vale aprender a decir las cosas de otra manera, en el instante, y sobretodo amablemente. Y es que en una discusión, enseguida una persona puede volverse hiriente. ¿Cuántas veces las palabras superan los pensamientos y os arrepentís inmediatamente? La disputa es un engranaje.

De esta forma, suele ser a la persona a la que se quiere a la que se le habla mal y a la que se le falta el respeto. Salvo que la violencia verbal, física o psicológica mata a la pareja, a corto, medio o largo plazo. Esto no se puede resistir. Existen palabras y gestos que nunca se olvidan. Y si no mata a la pareja, porque las personas permanecen, mata el amor.


Escribe un comentario