¿Cómo tener una buena higiene masculina antes y después del sexo?

Higiene intima

Cuando se practica sexo, todos los sentidos entran en juego, lo que incluye el gusto y el olfato. Por lo tanto es esencial tener una higiene irreprochable. Por otro lado, la limpieza íntima permite reducir las eventuales molestias e infecciones, mejorando así las sensaciones durante el acto.

El olfato juega un papel fundamental cuando se practica sexo y puede hacer que una persona sea más o menos activa. Por esta razón es importante evitar al máximo sufrir eventuales olores corporales desagradables que pueden poner trabas a la relación sexual. Es esencial lavarse perfectamente el pene a diario y preferentemente antes del acto sexual.

Para que la higiene esté perfecta, es importante utilizar un jabón en el prepucio, separarlo hacia atrás para lavar perfectamente el pene, eliminando así la suciedad y las grasas que tienen tendencia a acumularse. Esto evita las infecciones, las molestias y los malos olores.

Muchos hombres piensan que lavando únicamente el pene ya han lavado correctamente la zona. Sin embargo, en realidad es tan importante lavar el pene con los testículos, así como el perineo y el ano además de los pelos.

Utilizar jabón y agua en los testículos y frotar igualmente los pelos del pubis. En materia de higiene y de confort para la pareja, se recomienda cortar regularmente los pelos del pubis. Se deben lavar correctamente y con agua abundante y jabón el perineo y el ano, con el fin de eliminar la suciedad y los malos olores.

Después de haber lavado toda la zona genital, es importante secarla bien. Esto evita la formación de hongos que pueden generar malos olores, provocados por la concentración de humedad en esta parte del cuerpo. No olvidéis que no se recomienda aplicar talco o desodorante en la zona genital, porque puede provocar molestias e irritaciones.


Escribe un comentario