¿Cómo se formó el Sistema Solar?

Sistema Solar

A día de hoy, los científicos continúan sin poder dar una respuesta tan exacta como les gustaría a esa pregunta, pero creen que el Sistema Solar se formó a partir de una gigantesca nube de gas y polvo que comenzó a colapsarse víctima de su propia gravedad. Este es el resto de su teoría:

A medida que esto ocurría, la materia contenida dentro comenzó a moverse en círculos, al igual que el agua siendo absorbida por el desagüe. En el centro de la nube giratoria, comenzó a formarse una pequeña estrella, la cual se hizo más y más grande a causa del gas y el polvo que se derrumbaba sobre ella. Había nacido el Sol.

Alejadas del centro, había acumulaciones de gas y polvo más pequeñas que también comenzaron a colapsarse, convirtiéndose en planetas, lunas, cometas y asteroides. Estos objetos dejaron de crecer en tamaño cuando el poderoso viento solar comenzó a soplar, expulsando fuera del Sistema Solar el gas y polvo restantes.

Esa podría ser la razón de que los planetas del Sistema Solar interior –entre los que se encuentra la Tierra– sean más pequeños que los del exterior. El viento solar, más fuerte cuanto más cerca de la estrella, les dio menos tiempo para crecer.

El viento solar también podría ser el responsable de la diferencia en la composición entre los planetas exteriores y los interiores. Los primeros están compuestos mayoritariamente de gas y agua, mientras que los planetas interiores casi enteramente de roca y polvo. Esto sucedió porque la gravedad de los planetas exteriores tuvo más tiempo para acumular gas, agua y polvo.


Escribe un comentario