Cómo se forman los tornados (parte I)

Tornado

Los tornados son tormentas de viento muy potentes que se forman cuando se producen determinados eventos durante una tormenta eléctrica. El primero es una columna de aire giratorio que aparece dentro de las nubes, en paralelo al suelo.

Granizo

Dicha rotación puede causar tormentas de granizo, ya que recoge la lluvia y la lleva hacia arriba, hasta una parte de la atmósfera donde hace suficiente frío para convertir el agua en hielo. Cuando las piedras son tan pesadas que el viento ya no puede sostenerlas, se precipitan hacia el suelo en forma de granizada.

El tamaño del granizo, que puede alcanzar el de una pelota de golf o de béisbol, está directamente relacionado con la fuerza de la columna giratoria. Cuanto más fuerte es, mayores son las piedras.

Corriente ascendente

Dentro de la tormenta, el aire caliente se eleva hacia la atmósfera superior. Este aire caliente ascendente recibe el nombre de corriente ascendente. A veces esta corriente ascendente inclina la columna de aire giratorio de manera que esta queda mirando hacia el suelo. Una vez inclinada, se alimenta de la energía de la corriente ascendente, fortaleciéndose más y más.

Cuando la columna de aire se inclina hacia el suelo, se forma una pared de nubes procedentes de la tormenta eléctrica que giran rápidamente a su alrededor. Alimentado por la energía de la corriente ascendente, los vientos en la columna giratoria aumentan su velocidad y un embudo de viento llega desde la nube al suelo, el cual, cuando toca tierra, recibe el nombre de tornado.


Escribe un comentario