¿Cómo sacarle brillo al mármol?

Mármol

Antes de sacarle brillo al mármol, la primera cosa que conviene saber es lo que lo deteriora. Las uñas de los animales, los talones y las durezas de los pies son los principales enemigos del mármol, por lo tanto conviene cuidar que la superficie no esté de nuevo en contacto con estos elementos, con el fin de que el procedimiento de sacarle brillo no sea una tarea inútil.

La primera cosa que conviene hacer antes de sacarle brillo al mármol es lavarlo. Con una esponja húmeda, agua y jabón, se limpia toda la superficie hasta que esté libre de suciedad y de residuos. Después, se pasa un trapo con agua y se deja secar.

Cuando el mármol está limpio y después de haber comprobado que no contiene polvo ni residuos, es el momento de sacarle brillo. Existen muchas formas de hacer brillar el mármol, pero la más clásica es una mezcla de 3 cucharadas soperas de bicarbonato y un cuarto de litro de agua. Se aplica la mezcla con un trapo suave y se cubre toda la superficie. Se deja actuar durante cinco horas, y luego se enjuaga con agua templada.

Otra alternativa muy eficaz para hacer brillar el mármol es con limón. Se exprime el zumo de varios limones hasta obtener 4 tazas. Se extiende el limón sobre el mármol y se frota con un paño. Se deja actuar al menos una hora, y luego se pasa un trapo húmedo y se seca con otro.

Una vez que la técnica para sacarle brillo al mármol se ha aplicado, es necesario protegerlo con un producto brillante. Puede ser en forma de aerosol o de cera líquida. Además de sacarle brillo al mármol, el producto evita que se pierda de nuevo fácilmente su lustre.

Una vez que se ha terminado esta tarea, la prevención es necesaria. Se puede pulimentar el mármol cada 3 meses y después inmediatamente limpiarlo de cualquier residuo líquido que le caiga encima. Lo mejor es utilizar un trapo húmedo con vinagre, porque elimina rápidamente todos los tipos de manchas.


Escribe un comentario