¿Cómo saber si no se sufre deshidratación?

hidratacion_agua_running

La deshidratación consiste fundamentalmente en una pérdida de líquido más importante que la cantidad ingerida, y esto por razón de unas actividades físicas intensas o de una exposición a fuertes temperaturas sin consumir líquido. Nuestro cuerpo no está preparado para permanecer mucho tiempo sin líquido y al cabo de dos o tres días sin beber, se puede morir de deshidratación, de ahí la importancia de no olvidar un consumo de líquidos en cantidades apropiadas, al menos 8 vasos al día.

Uno de los primeros síntomas de la deshidratación es la apatía y el cansancio, así como un estado evidente de sequedad de los labios y de la parte interna de la boca, como si toda la humedad de nuestro cuerpo hubiera desaparecido. La piel se seca completamente y pone fácilmente en evidencia cualquier lesión, comienza a ver una apariencia escamosa y delicada, los ojos pueden también verse más hundidos. La posibilidad de producir lágrimas, sudor u orina es difícil, estos procedimientos se presentan únicamente cuando nuestro cuerpo posee una cantidad suficiente de líquido.

La confusión y la desorientación son otros síntomas de la deshidratación, frente a este marco, es necesario acudir a un médico. Si se tiene la ocasión de ayudar a una persona en estado de deshidratación, es importante saber que no se le puede administrar una gran cantidad de líquido de una sola vez, se debe ir poco a poco, con pequeños sorbos, en caso contrario, esto podría provocar vómitos y un malestar mucho más importante.


Escribe un comentario