¿Cómo reconocer a una persona tóxica?

Persona toxica

Primeramente, es importante destacar que todas las personas tóxicas no son iguales, su personalidad puede ser diferente, pero en el fondo, todas tienen características comunes. Se trata principalmente de su capacidad para absorber la energía de los demás, sin aportar nada positivo a la amistad o a la relación, destruyen incluso cualquier tipo de relación sana.

Se puede reconocer a una persona tóxica por el hecho de que la relación con ella es agotadora, dicho de otra forma, os sentís mejor cuando no está presente. Su presencia es capaz de terminar con vuestras motivaciones, energía, etcétera, porque se trata de personas vacías que buscan llenarse absorbiendo lo mejor de vosotros. Es normal sentirse agotado después de haber frecuentado a una persona de este tipo.

Por lo general, son personas que hablan únicamente de ellas mismas hasta el punto de mostrarse aburridas por su exceso de ego y que siempre quieren ser el centro de atención. Es igualmente posible que pasen una buena parte de su tiempo a quejarse o a criticar lo que hacen los demás.

Otro hecho que puede ayudar a identificar a una persona tóxica es su capacidad para deformar la realidad y haceros sentir mal permanentemente. Son capaces de darle la vuelta a la situación y convertirse en víctimas, echando la culpa a los demás.

También se puede detectar una relación tóxica cuando la persona en cuestión no parece alegrarse con los logros y las alegrías de los demás, y cuando muestra más envidia y celos que otro tipo de sentimientos. La persona tóxica es incapaz de sentir satisfacción por lo que le ocurre a los demás, y sólo ve lo que de bueno le ocurre a ella.

Las personas tóxicas creen que el mundo está en contra de ellas y nunca piensan que su actitud puede ser responsable de su forma de ver las cosas. Probablemente no son conscientes de su forma de actuar.


Escribe un comentario