Cómo preservar la capa de ozono

Capa-de-ozono

La capa de ozono es una parte de la atmósfera de nuestro planeta Tierra, con una concentración de este gas, situada entre una franja de 15 a 50 km de altura, y que protege de los rayos UV del sol. El uso de gases CFC, presentes en muchos productos industriales y domésticos, como los aerosoles, destruye las moléculas de ozono y crea un agujero en la capa de ozono, por encima del Antártico, del tamaño de los Estados Unidos, que se cierra con dificultad a pesar de los esfuerzos de los gobiernos para reducir estas emisiones perjudiciales.

Limitar el uso del coche y de aparatos que motor de explosión. Si se puede elegir, mejor usar transporte público o desplazarse a pie o en bicicleta.

Cuidar la conducción. No se debe conducir a golpe de acelerador, y no alcanzar grandes velocidades, puesto que se consume más gasolina para recorrer la misma distancia. Si el vehículo se detiene más de un minuto, se debe cortar el motor.

No se deben comprar aerosoles o sprays que contienen CFC. Comprobad que en el embalaje está el logo que lo indica: casi todos los productos lo contienen.

Comprar bombillas de bajo consumo y reemplazar las clásicas que se tienen en casa, puesto que consumen menos electricidad y requieren menos recursos naturales y producen menos emisiones para la misma cantidad de energía.

Conviene mantener bien el congelador y el aire acondicionado, puesto que podrían, al envejecer, causar una fuga de este tipo de gas al exterior. Si se adquiere un nuevo aparato, se debe comprar cumpliendo las condiciones requeridas en términos de sostenibilidad medioambiental y que no contenga gases CFC.


Escribe un comentario