¿Cómo lavar la barba?

barba

Cuanto más poblada es una barba, más se debe lavar y cuidar (al menos una vez a la semana). El mantenimiento de una larga barba tiene muy poco en común con una barba de tres días.

Pero para la higiene de una barba densa, la cosa no es mucho más complicada: sólo hay que hacerlo con regularidad y utilizar los productos adecuados.

Comienza por lavarte la barba lavarse con un champú para el pelo o específico para barba. Frota bien para distribuir el producto y llegar hasta el cuero cabelludo. Se trata de eliminar la suciedad y la caspa. Deja reposar diez minutos el champú y procede al siguiente paso.

Evita el agua caliente o fría para enjuagar la barba. Enjuaga con agua tibia toda la barba hasta que no queden restos de champú. Si el pelo de la barba es demasiado grueso, aplica un acondicionador (repita los pasos anteriores). Para suavizar el pelo, aplica un aceite esencial.

Usa una toalla y seca la barba para eliminar la mayor parte del agua. A continuación, utiliza el secador de pelo para evaporar las últimas gotas. El secador se debe poner a una buena distancia del pelo de la barba para evitar dañar el cabello y quemarse: en esta etapa del lavado, la piel está muy sensible.

Para un mantenimiento impecable, acude a un barbero: este te dará buenos consejos en función de tu pilosidad. Conviene acudir al barbero al menos una vez al mes.


Escribe un comentario