¿Cómo hacer la rotación de cultivos?

Cultivos

El suelo en el que se cultivan los cereales, las verduras y los vegetales termina por agotarse. Esto puede ocurrir si siempre se cultiva la misma parcela de tierra y siempre con el mismo producto. Sin embargo, existe un medio para evitar esto, la rotación de los cultivos. Dicho de otra forma, en un mismo terreno, hay que hacer crecer ingredientes diferentes, con el fin de no agotar o cansar al suelo, y evitar las epidemias.

Conviene saber que se van a construir cuatro espacios. Antes de nada, hay que conocer las bases del cultivo. Se deben plantar plantas voraces como la col, la calabaza, la lechuga, el maíz y las espinacas.

Una vez que se han plantado estos cultivos, es indispensable, para restituir a la tierra de los elementos nutritivos de los que tiene necesidad, se debe añadir compost natural. En efecto, esto proporciona a la tierra elementos nutritivos esenciales para su salud como el azote, el fósforo y potasio.

La tierra pierde progresivamente elementos nutritivos, y para recuperar el azote, es necesario sembrar habas, soja, judías, lentejas o todo otro alimento que contenga azote.

Si se han seguido estas etapas, veréis como el cultivo será mejor. Sin embargo, es importante dejar que la tierra se repose después de cada cultivo y permitir que recupere todos los nutrientes de los que tiene necesidad. Para ayudarla, se pueden cultivar alimentos como zanahorias, cebollas, nabos o cualquier planta de raíz. Si veis que el cultivo disminuye, hay que dejar que la tierra se repose.


Escribe un comentario