¿Cómo hacer aceite de trufa?

aceite_trufado

La preparación del aceite de trufa requiere algunas precauciones, sobre todo de higiene. Primeramente, hay que esterilizar los recipientes. Se comienza lavando cuidadosamente las botellas que se utilizarán para conservar el aceite de trufa. Después, se meten las botellas en agua caliente.

Hay que esterilizar los recipientes manteniéndolos al baño María a 95º C durante un tiempo de 20 a 30 minutos aproximadamente. Después, se pasan por agua fría. Finalmente, se deben cerrar herméticamente comprobando que las juntas y las tapas están en buen estado. Ahora que los materiales están listos, se puede pasar a la etapa de preparación del aceite de trufa.

Para esta preparación, se puede utilizar cualquier aceite alimenticio. Puede ser aceite de oliva o aceite cacahuete, se puede utilizar la que os parezca más apropiada. En cualquier caso, se aconseja que el aceite tenga un gusto sabroso como el aceite de oliva o el de girasol.

Se eligen las trufas que se van a utilizar. Se lavan y se cepillan delicadamente para eliminar los restos de tierra. Luego se secan. Después se deben secar bien las trufas.

Luego hay que cortarlas en finas rodajas para que desprendan bien todo su aroma. Se colocan las rodajas en recipientes esterilizados. Se cubren las trufas con aceite y se mezcla bien todo. Finalmente se cierra la botella comprobando que esté bien hermética. Este aceite se debe conservar fuera de la luz y del calor.


Escribe un comentario