¿Cómo esterilizar los biberones?

Biberon

Antes de esterilizar los biberones, es imperativo limpiarlos con agua y jabón de forma minuciosa. Una vez limpios y secos, se puede comenzar el proceso de esterilización. Recordar que el biberón debe ser esterilizado después de cada comida y antes de utilizarlo por primera vez, cuando el biberón está nuevo. Existen dos métodos para esterilizar los biberones fácilmente y eficazmente, la esterilización en frío o en caliente.

El método más corriente para esterilizar los biberones de los bebés es hacerlo en caliente. Para ello, se pone suficiente agua en una cacerola y se añade una cucharada sopera de vinagre. Se introducen los diferentes elementos del biberón.

No se debe nunca esterilizar el biberón sin desmontarlo. Se dejan los elementos de los biberones en el agua llevada a ebullición durante 10 minutos. Después, se retiran con pinzas y se dejan secar.

Para secar los elementos del biberón, se pueden poner al revés en un lugar limpio y sin gérmenes.

También existen pastillas específicas de venta en farmacia. Conviene leer atentamente el prospecto para saber cuánto tiempo lleva la esterilización. Después, se enjuagan los elementos del biberón con agua caliente o con agua mineral y se dejan secar.

También existen aparatos de esterilización al vapor eléctrico o en el microondas, que garantizan un resultado óptimo. Este método representa un coste más importante, pero es la mejor técnica de esterilización.

Cuando se esterilizan los biberones, es importante transportar cada elemento con pinzas limpias y almacenarlos en un lugar sin gérmenes, seco y previamente desinfectado. Una vez los elementos secos, el biberón será esterilizado y listo para ser usado de nuevo.


Escribe un comentario