Cómo definir el clima mediterráneo

Clima mediterraneo

El clima mediterráneo es una variante del clima subtropical. Recibe este nombre porque esta variante se aplica en las regiones cercanas al mar Mediterráneo. Se caracteriza por inviernos fríos y lluviosos y por veranos secos y calientes.

En general, el clima mediterráneo presenta temperaturas calientes. Zonas como España, Italia, Grecia, Turquía, Marruecos, una parte de Chile, California, y Australia entre otras, disfrutan de un clima agradable durante todo el año.

Las zonas cercanas al mar presentan un gran índice de humedad, especialmente durante los meses estivales. Es posible que las temperaturas no sean tan altas como en el interior de las tierras, pero la sensación térmica provocada por la humedad hace aumentar la sensación de calor.

Los otoños suelen ser lluviosos. Es casi el único momento donde llueve en todo el año. Se acompañan de temperaturas medias con una tendencia a reducirse lentamente durante esas fechas. Los inviernos son cálidos, acompañados de olas de frío que provocan grandes bajadas de las temperaturas durante algunos días en ciertas zonas, en pleno invierno, puede que nieve en esa época del año.

La primavera es la época más agradable del año en las zonas con clima mediterráneo. El buen tiempo comienza, las temperaturas suben, hace calor, sobre todo en las zonas del interior de las tierras y, a veces, las lluvias pueden sorprender durante esos días.

Los veranos son bastante calientes y secos en toda la zona, con temperaturas muy altas en las zonas del interior, superando los 40 grados. Por lo general, hay grandes sequías, que provocan muchas destrucciones en la fauna y la flora.

A lo largo de los meses de verano, por culpa de las temperaturas altas, una gran desertización y sequía de las tierras se produce, lo que favorece los incendios forestales, provocando la pérdida del suelo, que se regenera con las lluvias del otoño.


Escribe un comentario