¿Cómo decorar la cocina con poco dinero?

cocina-rustica

Pinta tu cocina en lugar de poner papel pintado o azulejos. Es más asequible y puedes hacerlo tú mismo sin tener que contratar a un profesional. Para dar la sensación de una cocina más grande, píntala con colores brillantes y colores claros. De esta manera también puedes jugar con la luz. Una buena idea es pintar una de las paredes de la cocina de un color que contraste con el resto. Por ejemplo, puedes atreverte con un rojo o granate para la pared más grande, y así marcar la diferencia.

Elige cuidadosamente dónde colocar los accesorios de color en la cocina, del mismo tono o de otro para que contrastan entre sí. Esto completará la intensidad y la alegría de la cocina. Por ejemplo, trata de encontrar diferentes tazas de varios colores, plantas naturales o artificiales con flores para colocar sobre la mesa de la cocina y una mesa que combine los elementos de la sala.

Procura fabricar tus propias antigüedades. No se necesita mucho para llevar a cabo esta tarea. Todo lo que necesitas es lijar la madera de los muebles. Después de lijarlos, compra pintura para darles un nuevo aspecto. Esto te ahorrará mucho dinero y te evitará tener que comprar muebles nuevos.

En muchas tiendas se pueden encontrar productos asequibles y esto es una buena manera de comprar nuevos productos de calidad a buenos precios. Se encontrar organizadores para los cubiertos, posavasos, molinillos de especias, y cualquier tipo de utensilio de cocina por menos de diez euros.

No tires los objetos que ya no sirven. Pregúntate cómo se les puede dar una segunda vida, siendo creativo e imaginativo. ¿Un banco de madera en el jardín que ya no usas? ¿Por qué no encontrarle un lugar en la mesa de la cocina? Se le puede dar un toque diferente en contraste con otros elementos de la cocina, y además resulta una idea muy original.


Escribe un comentario