Cómo comenzó la guerra de Troya

Guerra Troya

La guerra de Troya ocurrió tras el rapto de Helena, entonces reina de Esparta, por parte del príncipe troyano Paris. Helena está considerada como la mujer más hermosa de la tierra, y su marido Menelas, así como todos los reyes griegos, prometieron socorrerla si le ocurría cualquier desgracia.

Paris aprovecha la ausencia de Menelas, que marchó para Creta, para actuar con los favores​ de la diosa Afrodita. El rapto de Helena provoca el enfado de Menelas, que parte con Ulises para reclamar a Helena.

Paris recuerda entonces a los reyes su promesa: socorrer a Helena en caso de desgracia. Con su hermano Agamenón, rey de Micenas, Melenas levanta una inmensa armada. Esta armada llega por mar y marcha hacia Troya. Entre otras agrupa las armadas de Aquiles, de Ajax, y de Néstor.

Héctor, hijo de Príamo, dirige las armadas de Troya. Por inadvertencia, mata a Patrocle, amigo de Aquiles, provocando la cólera de este último. Aquiles lo mata en duelo y rechaza entregarle el cadáver de Héctor a su padre. Este comportamiento va en contra de las tradiciones y provoca la cólera de Apolo, que toma la apariencia de París y mata a Aquiles con una flecha en el talón. Sin Aquiles, el semidiós, es imposible ganar la guerra.

Ulises, rey de Itaca, reputado por su gran inteligencia, establece una estrategia. Hace construir un caballo gigante, el caballo de Troya, como ofrenda a Poseidón, dios del mar. Esta ofrenda es una forma de calmar al dios para que el calme el mar y sea propicio para el viaje de vuelta.

Los griegos abandonan el caballo en la playa y se marchan por el mar, esperando a que la noche caiga. Los troyanos, persuadidos de que el enemigo se bate en retirada, recupera la ofrenda y festejan toda la noche su victoria. Pero en el interior del caballo se esconden soldados griegos. A lo largo de la noche, salen, abren las puertas de la ciudad y hacen entrar al resto de la armada griega.

Los griegos masacran a la familia real y al pueblo. Sólo el príncipe Eneo huye con su padre y su hijo. Helena se salva y vuelve junto a su marido, Melenas. Troya es arrasada y la guerra termina.


Escribe un comentario