¿Cómo calentar una piscina?

Piscina

En primer lugar, una piscina se dice que está climatizada si la temperatura del agua está entre los 27 y los 28 grados. Por lo tanto será necesario un sistema y una infraestructura que permita alcanzar y mantener esta temperatura.

Calentar una piscina cubierta será diferente a calentar una piscina al aire libre, porque mantener la temperatura será más difícil en el segundo caso. Cubrir la piscina no garantiza tener un agua caliente, pero permite mantenerla a temperatura deseada. El agua alcanza esta temperatura gracias a un sistema de calefacción.

Existen tres tipos de cubiertas para piscina. Conviene escoger la que mejor se adapte a la vuestra. Pueden ser móviles, fabricadas con materiales diferentes, y de una altura también variable.

Además de permitir a la temperatura del agua que no baje, la cubierta impide la evaporación del agua. Cuando se escoge una cubierta, la elección depende mucho de las características del lugar del baño, así como del presupuesto.

En cuanto al sistema de calentado para piscina encontramos los diferentes tipos siguientes:

Bombas de calor: Se trata de dispositivos que calientan el agua y reparten igualmente el calor por toda la piscina.

Paneles solares: La instalación de paneles que captan la energía solar puede igualmente ayudar a calentar el agua. Se trata de una energía renovable que no aumenta el consumo después de la instalación, pero conviene saber que se es dependiente de las condiciones climáticas.

Calefacción eléctrica: La electricidad puede utilizarse igualmente para calentar el agua, que pasa a través de un sistema de calefacción.


Escribe un comentario