¿Cómo aliviar el dolor de las muelas del juicio?

Muelas

Por regla general los muelas del juicio comienzan a salir cuando tenemos entre 17 y 21 años. Normalmente no causan dolores particulares, pero en ciertos casos se convierten en un auténtico martirio. Menos mal que existe una serie de consejos y trucos que se pueden aplicar para aliviar el dolor de las muelas del juicio.

Si notáis un fuerte dolor constante, está indicado acudir al dentista. Las muelas del juicio presentan síntomas bastante característicos, lo que hace que sea bastante fácil saber cuál es la fuente del dolor. Pero si tenéis dudas y sufrís un dolor severo que no se va después de algunos días, quizás sea el síntoma de un grave problema que debe ser revisado por un especialista.

Una manera de aliviar sutilmente el dolor de las muelas del juicio es masticar un chicle. Este permite masajear suavemente la zona del dolor y puede servir de alivio temporal. También se puede utilizar un gel anestésico. Existe de uso oral para adormecer una zona y se vende sin receta médica en farmacia. Basta con aplicar una pequeña cantidad sobre la zona afectada con el fin de calmar el dolor causado por las muelas del juicio.

Otra opción es probar un baño de agua caliente y salada. El agua caliente y salada ayuda a aliviar el dolor moderado de las muelas del juicio sin el uso de medicamentos. Se trata de realizar un baño de boca durante 30 segundos. Pero cuidado, conviene no tragarse el agua salada, puesto que resulta bastante desagradable.

Tomar analgésicos de venta libre. El paracetamol puede ayudar a aliviar el dolor asociado a las muelas del juicio. Basta con seguir las instrucciones indicadas en el embalaje para determinar cuál es la dosis adaptada y otras recomendaciones de uso. Si tenéis otros problemas médicos o estáis tomando algún tratamiento, conviene consultar con el médico antes de iniciar este proceso.


Escribe un comentario