Chino Mandarín: Una lengua compleja para Occidente

El Chino Mandarín como bien sabes es el idioma más hablado del mundo y se trata de la lengua oficial de China. Es importante mencionar que es considerada por muchos lingüistas como la lengua sabia del país.

Vale la pena mencionar que durante la dictadura maoísta de los años cincuenta (revolución cultural) se legalizó el proceso de transcripción pinyin y al finalizar la década del setenta se afilió de forma oficial para todo el país asiático.

Como te imaginarás, no es fácil aprender tan rápido el chino mandarin debido a que su escritura está compuesta por símbolos, y cada emblema de ellos representa ideas o palabras completas por lo que este idioma requiere de años de dedicación y estudio constante. Basta aprenderse 3,000 símbolos más discutidos para poder habla de forma básica dicha lengua, además de su sistema numérico.

El vocabulario, escritura, dialogo, pronunciación y la afinación del oído son las herramientas que deben trabajar duro para poder conversarlo y entender el chino mandarin a la perfección y entablar así la comunicación y la sociabilidad en China.

Desde el punto de vista dialéctico y lingüístico el régimen ideográfico de la escritura mandarín resulta ser complejo por lo que se necesita paciencia, humor y dedicación; sin embargo, los chinos adoran su propia lengua ya que es la más usada y viene desde tradiciones culturales de sus ancestros.

Si te animas a aprenderlo, en Internet se ofrecen una serie de cursos en línea bastante buenos para niveles básicos e intermedios. También tienes la opción de acudir a clases presenciales. Solo debes buscar en tu ciudad de origen algún instituto de enseñanza que por lo general son instituciones relacionadas a la Embajada China.


Escribe un comentario