Cáncer de Mama ¿Hay una cura?

Uno de los métodos de detección del cáncer de mama son las mamografías que se realizan en los centros médicos. Se trata de una especie de análisis radiográfico a través de una máquina de rayos X que logra localizar aquellas zonas que no se presentan como normales en los senos de una mujer. Para dicho examen, se necesita colocar la mama entre dos plaquetas que presionan durante algunos segundos los senos para comprobar si están sanos. Es cierto que para algunas mujeres puede ser un tanto fastidioso y hasta doloroso, pero es sumamente necesario que mantenernos sanas ya que puede detectar al cáncer en su etapa inicial. Es sumamente importante que mujeres que se encuentren dentro de las cuatro décadas procedan a realizarse una mamografía constante, por lo menos una vez al año.

Si la enfermedad ya se ha presentado existen tratamientos específicas para el tamaño y tipo de tumor. Normalmente algunos de los más populares son las radioterapias que son tratamientos en base a rayos X que emiten energía para eliminar las células cancerígenas.

Un tratamiento un tanto más fuerte es la quimioterapia, la cual consiste en la administración de dosis de medicamentos a través de la vía oral o intravenosa, con el objetivo también de destruir a los tumores que se han extendido por el cuerpo.

Es cierto que ambos métodos pueden ser muy efectivos, pero el paciente puede experimentar caída del cabello y debilitamiento corporal.

Finalmente está la opción de una cirugía, que se realizar una vez que se haya realizado la biopsia. La cirugía sirve para extirpar el tumor en su totalidad.

Como vemos, existen tratamientos muy efectivos que pueden ayudar a las mujeres en su lucha contra esta enfermedad. Lo más importante es la detección temprana del tumor, mientras menos avanzado este, las posibilidades de curación se incrementarán.


Escribe un comentario