Camaleón, el reptil que cambia de color

Camaleón

De todos los reptiles, el camaleón es a menudo el que más llama la atención de los niños debido a esa capacidad que le ha otorgado la evolución para cambiar de color y confundirse con su entorno.

El camaleón es un saurópsido del que existen aproximadamente 161 especies, la mayor parte de ellas en África, al sur del Sáhara. Su cambio de color no sólo es utilizado como una hábil maniobra de camuflaje que le permite esconderse de los depredadores o engañar a sus presas, sino que a veces también lo hacen para que el color de su piel refleje su estado de ánimo.

El camaleón, que se mantiene perfectamente camuflado entre las hojas, saca rápidamente su pegajosa lengua para agarrar a sus presas, que siempre suelen ser insectos más pequeños. La lengua del camaleón es tan larga como su cuerpo. Otro rasgo llamativo son sus ojos, que pueden moverse de forma independiente.

En lo que se refiere al resto del cuerpo, los camaleones destacan por tener una cola prensil, lo que significa que con ella pueden aferrarse a las ramas y otros objetos para trepar.


Escribe un comentario