Bronceado: Pros y Contras

Al llegar el verano, aparecen las constantes preocupaciones por lucir bien, ya sea bajando de peso o mostrando un bronceado que nos permita tener algo de color, sin tener que sufrir las quemaduras que ocasionan el excesivo exposición a los rayos solares.

Las pastillas bronceadores, son uno de los usuales recursos para obtener un bronceado uniforme y una protección natural de la piel, debido a que incentiva la producción de melanina, debiéndose tomarlas días antes de exponerse al sol, aunque el uso de este producto es polémico en países como Estados Unidos por no estar aprobados oficialmente.

Los productos autobronceadores se ha ido perfeccionándose con el transcurso de los años, el color que se obtenga dependerá de algunos factores determinantes, como son la coloración natural de la piel y la cantidad que se haya aplicado del producto.

Si ya está usando un producto de preferencia, es necesario continuar utilizando los bloqueadores a fin de contrarrestar los efectos negativos de la radiación solar, principalmente durante las horas de mayor riesgo que transcurren entre las 10 de la mañana hasta las 3 de la tarde.

Si debido al bronceado han aparecido manchas en tu piel, algunos tips de cosmética que pueden servir para la aclaración de la piel ante un problema de melasma de poca nivel de dificultad de tratamiento que se pueden recomendar son el uso de limón, fruto que debido a su alto contenido de ácido cítrico resulta destacable, la forma de utilizarlo es como si se tratara de una loción o crema para el cuerpo, en cantidades pequeñas resulta positivo. De la misma manera el vinagre es otro blanqueador excelente, siendo también recomendado en pequeñas porciones y con sumo cuidado.


Escribe un comentario