Biografía de Abraham Valdelomar

A pesar de su corta existencia (31 años), Abraham Valdelomar constituye una de las figuras cimeras de las letras peruanas, pues fue uno de los más destacados del país sudamericano. Este gran escritor nació en la localidad de Ica (al sur de Lima) en el año 1888; fue de condición humilde y sencilla, y su infancia se desarrolló en un pueblecito de pescadores.

Precisamente, refiriéndose a este lugar de nacimiento, el poeta y crítico Luis Fabio Xammar, diría: “En Ica alumbrado todo el año de un mar magnífico, nació cierta vez u hombre moreno, corazón inmenso, y una magia maravillosa que fulguraba desde sus manos hasta sus palabras”.

Abraham Valdelomar estudió en el Colegio Nacional Nuestra Señora de Guadalupe, en la capital del Perú, Lima; luego de joven, ingresó a la Universidad de San Marcos en el año 1905 para estudiar la carrera de ingeniería; pero, pronto cambiaría de idea y se inclinaría por las letras. En el año 1910 empezó su faceta de dibujante en diversas revistas de la época, asimismo empezó a escribir sus primeros poemas con estilo modernista.

Desde joven cultivó el periodismo y también se dedicó a la política ya que llegó a ser nada menos que secretario del presidente Billinghurst en el año 1912.

Viajó a Italia en misión diplomática de la Legación de Perú en Roma, estando en este país europeo, Valdelomar da nacimiento a sus crónicas publicadas en diarios peruanos; sin embargo, lo más resaltante de su estadía en Italia fue que ganó el concurso de Literatura organizado por el diario La Nación, en donde su fantástico cuento titulado “El Caballero Carmelo” fue difundido y aplaudido por el publico en 1914.

De regreso al Perú, Valdelomar se dedicó a una intensa actividad literaria y cultural, siendo la más resonante la fundación de la revista “Colónida” en 1916, en la que colaboraron Percy Gibson, José María Eguren, Federico More, José Santos Chocano, entre otros. Esta gran revista surgió con espíritu nuevo, de renovación y contra el academicismo conservador.


Escribe un comentario