Aung San Suu Kyi, uno de los mayores símbolos de la lucha por la democracia

Aung San Suu Kyi

Aung San Suu Kyi ha sido un símbolo de la lucha de Birmania por la democracia desde 1988. Su padre, el héroe de la independencia de Birmania, murió asesinado cuando ella tenía solamente dos años de edad.

Nacida el 19 de junio de 1945, Suu Kyi obtuvo su educación en escuelas Birmania, la India y Reino Unido. Tras diplomarse en Oxford, trabajar en la Secretaría de las Naciones Unidas y ejercer de profesora en la India, Aung San Suu Kyi regresó a Birmania para cuidar de su madre moribunda.

Por aquel entonces, Birmania se encontraba sumida en el caos político después de la llegada al poder de una nueva junta militar que masacraría a 10.000 manifestantes que formaban parte de un levantamiento nacional contra los generales en el que Suu Kyi comenzó a hacer campaña por la libertad y la democracia.

Ese acontecimiento hizo que Aung San Suu Kyi se entregara todavía más para ayudar a su pueblo, lo que la condujo a un arresto domiciliario que se extendió durante la mayor parte de dos décadas, pero eso no le impidió ganar las elecciones de 1990 con un asombroso 82% de los votos, aunque el régimen nunca reconoció los resultados.

La junta militar llegó a ofrecerle la libertad si accedía a abandonar el país, pero Suu Kyi se negó en rotundo a ceder a dicha presión consciente que Birmania la necesitaba allí. Finalmente, Aung San Suu Kyi fue puesta en libertad el 13 de noviembre de 2010 y recibida como una heroína por miles de birmanos a las puertas de su casa.

El 30 de marzo de 2011, la junta militar se disolvió oficialmente con la inauguración del nuevo gobierno. El 16 de junio de 2012 recogió en Oslo el Premio Nobel de la Paz que le fue concedido en 1991.


Escribe un comentario