Así nació el lenguaje escrito (parte I)

Escritura cuneiforme

El lenguaje escrito apareció a medida que las culturas se volvieron más complejas y evolucionadas. Este invento permitió a los sacerdotes registrar quién había hecho donaciones, a los comerciantes sus transacciones entre los diferentes grupos de personas y a los líderes sus victorias en la batalla, así como las leyes que su pueblo debía seguir.

Las letras que usamos hoy en día surgieron a partir de los glifos, unos signos que representaban objetos e ideas, aunque la invención del lenguaje escrito no se le atribuye a ninguna cultura en particular, sino que parece que se desarrolló en varias de ellas más o menos al mismo tiempo, hace varios miles de años.

Pictogramas

La escritura comenzó con imágenes (pictogramas) de artículos de uso diario. Los pictogramas se hacían dibujando o presionando objetos sobre la arcilla húmeda. Muchas de estas fichas se han encontrado durante excavaciones arqueológicas en áreas que se sabe que fueron agrícolas. De hecho, algunos de los ejemplos más antiguos de escritura que se han encontrado tienen que ver con la ración diaria de cerveza entregada a cada ciudadano.

Primeros escritos

Algunos de los primeros escritos de la humanidad datan de alrededor del 3500 aC y se encontraron en Pakistán, en el yacimiento arqueológico de Harappa. Estos escritos no han podido ser descifrados todavía. Son distintos de ejemplos de escritura hallados en Egipto e Irak, relacionados claramente con el comercio de granos, tierras y animales. Mesopotamia (actual Irak), el antiguo Egipto y la antigua India negociaron entre sí, por lo que es posible que la idea de la escritura se propagara entre ellos. Mesopotamia era parte de la cultura sumeria. Su escritura temprana se conoce como cuneiforme (en forma de cuña) debido a su estilo.


Escribe un comentario