Así eran los toltecas

Atlantes de Tula de Allende

Alrededor del año 750 dC, Mesomaérica asistió al nacimiento de un nuevo imperio conocido como los toltecas. Desde su ciudad capital, llamada Tollan-Xicocotitlan, y sirviéndose de su poderoso ejército, los toltecas lograron conquistar gran parte del territorio de la región.

La sociedad tolteca se dividía en dos clases. Por un lado estaba el grupo privilegiado –integrado por jerarcas, militares, funcionarios, el supremo gobernante y sacerdotes–, mientras que debajo de estos se encontraba la clase servil, que incluía a trabajadores agrícolas y artesanos.

Su herencia incluye estatuas y relieves murales que representan a dioses y otros personajes. La cultura tolteca también dejó a su paso murales, cerámicas, pinturas y otros objetos artesanales.

A pesar de que los toltecas acumularon una riqueza significativa gracias a su destreza en la extracción de minerales y el comercio, eso no impidió que su capital fuera conquistada por los chichimecas en el año 1168 dC.

En su ciudad capital, Tollan-Xicocotitlan –conocida actualmente como Tula de Allende– se pueden visitar unas impresionantes estatuas de piedra hechas por los toltecas conocidas como atlantes.


Escribe un comentario