Así era China durante la dinastía Qing

Imperio Qing

El Imperio Qing a finales del siglo XVIII

Los manchúes invadieron China en 1644, donde establecieron una nueva dinastía. La dinastía Qing gobernaría China durante los próximos 300 años. Qing significa “puro” en chino.

Los emperadores de la dinastía Qing utilizaron su fuerza militar para extender su imperio hacia Mongolia, Taiwán, Tíbet y gran parte del territorio de Asia occidental, que durante mucho tiempo había sido habitado por nómadas. Como resultado, la dinastía Qing gobernó un territorio más grande de lo que cualquier dinastía china había logrado antes.

Los chinos eran mayoría en el imperio. Los manchúes, superados por un número de treinta a uno, se reservaban los puestos importantes en el gobierno. Además, casi la totalidad de su ejército era de Manchuria. Esto les permitió mantener el control.

Sin embargo, los líderes de Manchuria también hicieron gestos populares a fin de mantener la paz, como adoptar las creencias y tradiciones de los chinos, en definitiva, integrarse en su cultura. También bajaron los impuestos y promovieron una serie de proyectos de obras públicas para mejorar la vida de los ciudadanos.

Las obras públicas, sumadas a la mejora de las técnicas de cultivo, permitió que la población explotara, superándose los 300 millones de habitantes, lo que convirtió a China en el país más poblado del planeta.


Escribe un comentario