Algunos trucos a la hora de limpiar un sofá

Limpieza sofa

El sofá es un mueble presente en todas las casas. Se utiliza para dormir, ver la televisión, encontrarse toda la familia reunida, y algunas personas lo utilizan igualmente para comer. A lo largo del día, nos sentamos muchas veces así como muchas otras personas, y algunos no tienen cuidado a la hora de no mancharlo.

Generalmente, el sofá es un elemento principal del salón, razón por la cual su aspecto es muy importante. No solamente su limpieza para que no parezca que está sucio, pero su olor, su textura y su color también son importantes. Antes de nada conviene ver la garantía del sofá puesto que es posible que la tienda en la que lo hayáis comprado se encargue de su limpieza.

La primera etapa consiste en quitar el polvo del sofá. Para ello, se debe pasar un paño de algodón sobre las partes del sofá que son de madera y por las esquinas que están entre el tejido del sofá y la madera. Luego se debe pasar la aspiradora sobre el sofá, y sobre los cojines.

Una vez que se conoce el tipo de material o de tejido del sofá, se debe comprar el limpiador especial en función del tejido.

Una vez que se tiene el limpiador, se debe probar primero sobre una pequeña superficie del sofá que no sea muy visible. La parte trasera es un buen lugar. De esta forma, se sabrá si el producto que se ha comprado puede dañar o no el sofá.

Una vez que se ha comprobado que el producto se adapta al tejido, se aplica sobre el conjunto del sofá. Se debe aplicar el líquido sobre todas las partes sin dejar las esquinas sin limpiar.

Después se deben poner las diferentes partes del sofá de forma separada al sol con el fin de que se sequen pronto y así volver a colocarlas en su sitio.


Escribe un comentario