¿Qué son los masajes y para qué sirven?

¿Alguna vez has optado por realizarte una terapia de masajes? Si alguna vez te has preguntado cuántos tipos de masajes existen entonces has llegado al lugar indicado, pues a continuación te mostraremos qué clases de terapias alternativas existen.

Los más comunes y requeridos son los masajes terapéuticos los cuales son tratamientos realizados a personas que sufran de alguna enfermedad o lesión. Específicamente este tipo de masajes se dirigen a la zona del cuerpo en la que sintamos alguna molestia o dolencia, pero eso sí, antes de acudir a un especialista en masajes sería buena visitar de antemano a un médico que nos diagnostique el mal y que nos recomiende una terapia específica.

Dentro de los masajes terapéuticos encontramos al masaje terapéutico-corporal el cual consiste en tratar con técnicas especiales al cuerpo a través de ejercicios para la flexibilidad y elasticidad y así asegurar el buen funcionamiento de nuestros músculos. Si tienes dolores en el cuello, en la espalda y en los hombros es sin duda una eficaz solución. Además son recomendados para personas que sufren de estrés y de problemas circulatorios.

Por su parte los masajes de drenaje linfático trabajan específicamente en lo que se refiere a la circulación sanguínea. A través de unas sesiones veremos como nuestro cuerpo se estimula y nuestro sistema nervioso se relaja. Este tipo de masajes son recomendados para personas mayores que tienen problemas de varices, edemas, infamaciones internas y demás. Adicionalmente te contamos que este tipo de masajes también resuelven los problemas de insomnio, así que si tienes problemas para dormir puedes optar por él.


Escribe un comentario