¿Para qué sirve la Dieta Mediterránea?

Un experto menciona que el buen funcionamiento del sistema nervioso central depende de un oportuno aporte de nutrientes, los cuales se obtienen de ácidos grasos provenientes del pescado, por ejemplo. Para brindar soporte durante la síntesis de neurotransmisores y sustancias implicadas en el funcionamiento del sistema nervioso central, necesitamos al ácido fólico y las vitaminas B12 y B6 que se hallan principalmente en frutas y verduras.

La dieta mediterránea que ha sido reevaluada por científicos españoles, sugiere una alimentación baja en carnes rojas. Al adquirir este modo de alimentación, ingiriendo los componentes mencionados anteriormente, habrá cabida para un cuerpo envidiable (saludablemente hablando), pero también aportaremos al equilibrio de nuestra salud mental (ya que esta dieta reduce hasta en un 50% el riesgo de depresión) y refuerza el sistema de defensa ante enfermedades cardiovasculares y algunos tipos de cáncer.

El “oro líquido” como solía llamarse antiguamente, es favorable para el sistema cardiovascular, ayuda durante la absorción del calcio, evita el rápido envejecimiento de la piel y previene el cáncer y la diabetes. Además influye en la estructura de las membranas de las células nerviosas, mejorando el funcionamiento de la serotonina, un neurotransmisor implicado en crisis de depresión.

De acuerdo a lo descrito anteriormente, las vitaminas, grasas y nutrientes aportados a través de la dieta mediterránea, la plantean como el régimen balanceado soñado. Ya que no te priva demasiadas cosas y hasta incluye vino de manera moderada durante las comidas.

Los diversos estudios relacionados con esta famosa dieta están de acuerdo con que éste modo de alimentación trae múltiples beneficios para llevar una vida sana en todo sentido.


Escribe un comentario