¿Cuáles son los efectos del consumo de alcohol?

Las bebidas alcohólicas (vino, cerveza, whisky, tequila, ron, vodka, vermouth, ginebra, aguardiente, brandy, etc) como bien sabes son bebidas que contienen alcohol etílico o etanol.

El consumo recatado y poco constante de alcohol no causa mayores problemas en la perso
na, pero si nos ponemos a ver el lado contrario del asunto nos encontramos ante la presencia de graves consecuencias para el organismo del consumidor constante de esta clase de bebidas, lo cual se debería evitar ante todo ya que también puede traducirse en un riesgo de vida amplio. Antes que nada notemos la posibilidad de terminar desencadenando en el alcoholismo, nombre que se le da a la dependencia hacia esta clase de bebidas, lo cual incrementa la posibilidad de verse afectado.

En sí el alcohol tiende a inhibir las funciones cerebrales, afectando a las emociones, la forma en la que el individuo pueda razonar e inclusive la pérdida del equilibrio y el buen habla si es que se consume en altas cantidades. En un sentido mucho más grave suele también existir un cambio en el estilo de vida del alcohólico, teniendo problemas en el ámbito familiar y laboral así como también personal, siendo mucho más común las depresiones o males de salud como el aumento de actividad cardiaca o el ácido gástrico. También afecta al sistema inmunológico y problemas de infertilidad o disfunción eréctil en hombres y mujeres respectivamente. En caso de embarazos puede dar paso al nacimiento de un bebé que presente retardo mental u otros males físicos.


Escribe un comentario