¿Cuáles son los animes más malos?

En esta ocasión vamos a hablar de los peores animes. Una fórmula muy utilizada debido a su popularidad fue la de presentar aventuras de niños y sus mascotas/compañeros especiales, recordemos casos como Pokemón, Yu Gi Oh, entre otros. A pesar de lo anterior está fórmula ha venido muy a menos gracias a la carencia de originalidad, y es ahí donde fracasa el anime norteamericano D.I.C.E. (también conocido como Dinobreaker en muchos países). Gracias a sus personajes de apariencia rebuscadamente de estilo gráfico japonés, dinosaurios robóticos poco carismáticos y tramas demasiado cliché en el género, los expertos en cuanto a anime no dudaron en catalogarlo como una mala copia de otras fórmulas populares.

Un anime popular sin dudas fue Yu Gi Oh, siendo una marca que albergo tanto videojuegos y un juego de cartas que existía desde antes de su transmisión, presentando una variante a los animes de aventuras. Lo malo llega otra vez con las copias de baja calidad, Duel Master, una franquicia de menor popularidad que se busco que se convierta en “el nuevo Yu Gi Oh”, fallando estrepitosamente en el intento gracias a ser claramente poco original y mucho más complejo de entender para un novato en el juego de cartas.

En sí son muchas las quejas contra las franquicias de animes que buscan impactar en un público infantil y juvenil, siendo muchos de estos creados para llamar la atención sobre productos oficiales, otros casos similares son Beyblade con sus trompos o Digimon y Bakugan con muñecos coleccionables.

Los clásicos no se quedan atrás, la secuela Dragon Ball GT es considerada nefasta para los fans de la serie debido a que lleva la trama original a niveles extremos de ridiculez con tal de buscar la espectacularidad.


Escribe un comentario